Desintoxicación Consciente

La primera fase es la desintoxicación, eliminar gradual y progresivamente las toxinas acumuladas en el organismo durante años de mala e inconsciente alimentación.

Este proceso puede iniciar solamente cuando disminuimos poco a poco el consumo de toxinas, dando así la oportunidad a nuestro cuerpo de remover gradual y efectivamente los viejos residuos.

Los residuos acumulados se vierten en la sangre para ser eliminados, esto es lo que da origen a el dolor de cabeza, resfriados, náuseas, erupciones cutáneas, cansancio, irritabilidad y la periódica re-aparición de viejos dolores y achaques. Tales síntomas desaparecen en cualquier caso en pocos días.

Como este proceso a veces puede resultar desalentador, de la misma forma nuestra limpieza interior puede resultar en un primer momento desalentadora, pero la conciencia de lo que sucede en nuestro interior nos ayuda.

Con paciencia y determinación alcanzaremos  gradualmente un estado de bienestar y salud elevado.

Si tuvimos una alimentación incorrecta por veinte, treinta o cuarenta años no podemos pretender volver a estar en forma en un par de días.

Es esencial avanzar gradualmente y poco a poco en el proceso de limpieza interior y no consumir medicinas farmacológicas artificiales para eliminar algunos síntomas del proceso como falta de energía, dolores de cabeza, erupciones cutáneas o solturas.

La desintoxicación es una fase muy necesaria, por lo cual es muy útil vivir positivamente algunas sensaciones de malestar y pensar que pronto estaremos mucho mejor que antes.

Tratar de suprimir los síntomas con medicinas antifisiológicas es como intentar resolver el problema de un incendio apagando la fastidiosa alarma, en vez de apagar las llamas.